Accueil Dulce Madroño

Madroño

Catégorie : DulceSin clasificar
Muchos de vosotros me habéis pedido la receta de las fresas. Así que aquí está. Os ofrezco mi versión con crema de mantequilla de pistacho. Esta crema de mantequilla es ligera, ¡pero ligera! Uno se pregunta dónde ha ido a parar la mantequilla. La textura es increíble y opté por no hacer una crema demasiado dulce. La frescura de las fresas (¡de Plougastel!) subraya la textura aérea de esta crema y el bizcocho se empapa de un jarabe de kirsch. Para mí, este es EL pastel del verano. Yo decidí no decorar demasiado mi tarta de fresas, pero no dudes en añadir nata montada, fresas cortadas o pistachos escaldados. ¡La pobre planta de fresas de las fotos fue devorada muy rápidamente y todo el mundo se sorprendió de su ligereza ! 

/*integrado*/
var u;if(u === window.twWidgets){twWidgets = [];}var id=»twWidgets».concat(twWidgets.length); document.write(‘‘)); twWidgets.push({id: «4ff6bb54c38c3», div:id});

Receta para un plato de fresas de 20 cm (de 8 a 10 personas):

Para el bizcocho:
-3 huevos a temperatura ambiente
-100g de azúcar
-100g de harina
-30g de mantequilla blanda

Jarabe de ponche para el bizcocho:
-50ml de jarabe de caña de azúcar
-50ml de kirsch

Para la crema de muselina: (crema de mantequilla de pistacho + crema pastelera)

Crema de mantequilla de pistacho (mantequilla+pasta de pistacho+mostaza)
  -290g de mantequilla blanda a la temperatura de    
  -85g de pasta de pistacho casera
 Natillas:
  -70g de leche
  -30g de yema (¡hay que pesarlas!)
  -70g de azúcar

Crema pastelera:
-110g de leche
-una pizca de vainilla en polvo
-8g de leche entera en polvo
-25 g de yema de huevo
-25g de azúcar
-4g de polvo de natillas
-15g de mantequilla blanda 

-600g de gariguetas de fresa
-150g de mazapán verde

Primero prepare el bizcocho.
Poner los huevos y el azúcar a temperatura ambiente en el bol de una batidora con el accesorio para batir o en un bol grande (¡con un batidor eléctrico en la mano!).




Batir a alta velocidad durante 10 minutos. ¡Y sí! Se necesita mucho tiempo, pero permite que la mezcla se vuelva espumosa y muy aireada.




Añadir la harina y mezclar suavemente, levantando, como para una mousse de chocolate.




Añadir la mantequilla derretida y mezclar (¡siempre con mucho cuidado!).






En se me olvidó por completo hacer las fotos de la cocción del bizcocho, así que he sacado las de mi receta de Opera (¡receta AQUÍ!). Basta con poner la mitad del bizcocho en un plato (¡y la otra mitad en un segundo plato…!). Deja que la masa se extienda un poco sin extenderla por toda la bandeja de horno (¡como se ve en las fotos!).

 

Extienda lo más uniformemente posible, pero no por toda la bandeja de hornear. Debe parecer un círculo del mismo tamaño que el utilizado en la receta.

 

 Pasar a una placa acampanada del mismo tamaño (30X40).

 

 Hornear a 180°C durante 13-15 minutos, vigilando. El bizcocho debe estar dorado pero tampoco demasiado cocido.


Preparar la crema pastelera:
Ponga los 25g de yemas de huevo en un bol con la vainilla en polvo, la leche en polvo, la mitad del azúcar y la crema pastelera en polvo. (¡En la foto hay más yemas que en la receta!)


Mezclar bien con un batidor. 


Hervir la leche con la otra mitad del azúcar y la mantequilla. 






Cuando la leche esté hirviendo, verter una pequeña cantidad sobre la mezcla de yemas y nata en polvo. 


Mezclar bien. 


Y verter esta mezcla en lacacerola   en el resto de la leche caliente. 




Volver a poner a fuego lento. Hervir durante tres o cuatro minutos mientras se bate. 




Verter las natillas en una fuente.




Y cubrir con film transparente directamente en contacto con la crema. Dejar enfriar completamente   y guardar en un lugar fresco. 


Preparar las natillas:
Blanquear las yemas con un tercio del azúcar .



Calentar la leche con el resto del azúcar a fuego lento. Cuando hierve, se vierte sobre la mezcla de yemas y azúcar sin dejar de remover.


Volver a poner a fuego lento y cocer como un flan, es decir, sin hervir. Puede comprobarlo cocinando a 85°C mientras remueve. 
Yo bato la nata continuamente mientras se cocina para que quede aireada y suave.




Verter en el bol con la batidora (¡o siempre en un bol con batidora eléctrica!).




Batir a velocidad media hasta que la crema haya alcanzado la temperatura ambiente. 




Esto le da a la crema una consistencia increíble.




Verter en un bol y guardar en un lugar fresco durante una hora, con film transparente sobre el bol. 




Poner la mantequilla a temperatura ambiente (¡esa es la palabra del día!) en la cuba. Batir durante 5 minutos a alta velocidad.




Añadir las natillas enfriadas y batir a alta velocidad durante 2 minutos.






Añadir la pasta de pistacho. Volver a batir durante 3 minutos a alta velocidad.




Añadir la crema pastelera fría.




Batir durante otros 2-3 minutos. ¡La muselina de crema está lista! 
Mojar un dedo en la crema, sucumbir, volver a ponerse de pie y continuar.



Este es el Rhodoid. Se trata de un film alimentario transparente que puede encontrarse en las tiendas especializadas . Basta con cortar un trozo del tamaño del círculo y colocarlo dentro.


Cortar los dos bizcochos al tamaño del círculo. 
Coloque el Rhodoïd  cortado al tamaño de la circunferencia del círculo dentro del círculo.




Mezclar el kirsch y el jarabe de caña de azúcar y empapar generosamente el bizcocho. 




Lavar las fresas y elegir varias del mismo tamaño que quepan dentro del círculo, colocadas sobre el bizcocho, pero sin que sobresalgan del círculo. 




Cortar las fresas «clonadas» por la mitad y colocarlas alrededor del borde del círculo, contra el Rhodoïd. 




A continuación, coloca muchas fresas dentro de la maceta de fresas. 




Poner la crema de mantequilla en una manga pastelera con una boquilla grande. Colocar la crema entre cada fresa pegada a la pared. 




A continuación, rellene el pastel.




Alise con una espátula. 




Colocar el segundo bizcocho encima de la tarta y empaparlo bien con el jarabe de ponche de kirsch. Reservar en un lugar fresco con film transparente sobre el bizcocho en la parte superior. 




Extender la pasta de almendra verde sobre una superficie de trabajo espolvoreada con azúcar glas. 




Estirar con el rodillo el tamaño del círculo hasta alcanzar un grosor de 2 mm. 




Cortar con el círculo (el pastel puede desmoldarse si está frío, el Rhodoïd lo permite de forma muy sencilla). 




Colocar el mazapán sobre el pastel y presionar ligeramente la parte superior con el rodillo para alisar la superficie. Decorar con fresas.





Justo antes de servir, retire el Rhodoïd. Puedes decorar las fresas con fresas cortadas, pistachos verdes, nata montada… Todo es posible. 






¿Cómo resistir? 

Laisser un commentaire

La sélection du moment

    Algunas recetas otoñales

    par Bernard

    El otoño ya está aquí y es un buen motivo para ponerse a cocinar. En mi blog hay un montón de recetas perfectas para esta época, pero aquí tienes una pequeña selección de dulces y saladas para disfrutar en el calor de tu hogar. Miel, nueces, calabaza, queso, trigo sarraceno, es la mejor época del año para cocinar todas estas delicias. Sólo tiene que hacer clic en las recetas para acceder a ellas.

Recettes Populaires